viernes, 16 de octubre de 2009

100 DIAS



Mis pinceles estiran sus piernas.

Paso la palma de mi mano como sobrevolando las latas que los contienen, este vuelo rasante los acaricia como pequeños cachorros que sienten la pertenencia.

Cien días han pasado desde que toque la última tela.

Acostumbrarme a un nuevo lugar es casi una misa de réquiem, la falta de espacio físico y temporal en mi nuevo universo se ha vuelto una barrera invisible en mi camino artístico. He dejado el frente de batalla entre mis sueños y fantasmas para ocupar un lugar menos concurrido de otras vidas. Sin embargo nunca deje de pintar en mi interior, he caminado cada metro mezclando colores, trazando lineales garabatos en el aire polvoriento de mis calles.

Los dedos ya se han conectado al pincel que he seleccionado entre los elegidos. Duro destino le espera.

Cortar el silencioso mar blanco del lienzo es comparable a un salto al vacío. Miedo, angustia, soledad, esperanza, nervios, memoria. Las líneas que imaginé en el aire mientras caminaba, hoy se amontonan en las puertas de mi cabeza para salir a recorrer este territorio sin mapas, sin límites.

No busco ninguna colina para mirar mis alcances, dejo al pincel interpretar su baile umbilical y sanguíneo. La música me acompaña y los aromas de la comida cruzan desde la cocina de mi casa para traerme de nuevo a la realidad del hogar, los dedos, cual lobos en jauría, vuelven a su delgada tranquilidad. Aun tiemblan.

La tela, como un patio de campo que acaba de recibir las lágrimas milagrosas de una tormenta esperada, reposa del ataque como una mujer vistiendo su mejor vestido.

La obra está terminada (he vuelto a pintar).



"Argamonte" (Acrílico)

22 comentarios:

Michelle Durán dijo...

Me alegra que tus pinturas, tus colores, tu mundo se mueve constantemente. Mis pinceles bostezan cuando yo entro al cuarto para captar mi atenciòn , pero no logran màs que quedarse dormiditos.

psicoisapecat dijo...

Es preciosa, Mario.
Despiertas con la pintura, y te absorve la vida en ella. Ahí, lo tienes reflejado.
Me encanta los colores, y lo abstracta que es esta vez. Un fuerte abrazo.
Isabel

Juan Pablo Sosa dijo...

Siempre es bueno volver. Abrazo, DecAno.

Mario Albarracín dijo...

Hola Michelle ¡Despierta esos Pinceles! Algo tendrán para decir.

Isabel: La pintura quedó muy bien en su lucha de colores y estilos.

Juan Pablo: Así es, uno siempre vuelve... más fortalecido y sabio. Nos debemos un brindis algún día no?

perla dijo...

me gusto mucho tu pintura......felicitaciones por la muestra!!

Mario Albarracín dijo...

Mucs gracias Perla. Bienvenida.

Ivy dijo...

muy buen regreso

Mario Albarracín dijo...

Gracias Ivy.

Ya era tiempo, mis pinceles y mis dedos lo pedían.

Un Alumno Diferente dijo...

Que bueno volver a pasar por tu blog.
Lei todas las entradas que me habia perdido, me alegra que te sucedan cosas que van a más alla de lo que esperabas.
Yo hace un año y pico que no toco un pincel, mi "pincel" es una esponja se logra un buen resultado, inclusive se puede mezclar colores (antes de que se sequen, jaja)
Me gusto mucho esta entrada un pensamiento poetico.

Salu2

Mario Albarracín dijo...

Gracias Alumno!

Siempre es bueno pintar, como sea. Con pincel.. esponja, espátula. Hacer, siempre hacer.

Saludos! Mario.

Psicologa con problemas dijo...

hacer. siempre hacer... muy bueno mario!!
TucuMALA

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Sos groso loco...

Mario Albarracín dijo...

Hola Tucu. Adi es, esa es la clave.

Ey NO ERES CINDY! Muchas Gracias!! y Bienvenida.

pamm dijo...

Vaya que me agrado bastante(: me gusta ese rojo, a mi percepción le da su toque sanguinario e intenso... en verdad ... mi pregunta sería referente a lo que pusiste al final en paréntesis, ¿Habías dejado de pintar?

Mario Albarracín dijo...

Gracias Pamm.

Y si, estuve 3 meses sin pintar luego de mi exposición. Como que me había resguardado por un tiempo y la vida no me daba el lugar y los momentos... pero siempre se renace.

Magda dijo...

"nunca deje de pintar en mi interior, he caminado cada metro mezclando colores, trazando lineales garabatos en el aire polvoriento de mis calles. "

Como me han gustado estas palabras... y es que es así, vas andando y vas mirando la paleta de colores con que se ha pintado todo lo que nos rodea...

Me encanta tu prosa y además la fotografía también, muy adecuada para el post y los colores,,,

Mario Albarracín dijo...

Gracias Magda.

Y es así, así se siente. El Arte invade tu habitat, se adueña de todo lo que te rodea y luego te libera para que vueles libre.

Saludos.

Valebé dijo...

Creo que algo similar nos anduvo pasando.
Qué buena que está ésta!!

Mario Albarracín dijo...

Hola Valentina "again"

Me alegro por tu visita y sobre todo porque te gustó la obra.

(Uno siempre tiene sus paréntesis)

Esta bueno volver y renacer.

Ernesto Ugarte dijo...

Estimado Mario:

Estoy gustoso de decir que su blog es muy interesante.
Haré una recorrido por sus creaciones, quizá me inspiren a soltar un poco los dedos de mis manos y escribir.
Saludos, Ernesto Ugarte.

Cecilia Quinteros Macció dijo...

maritooo este ultimo trabajo de esta entrada me encanta!!! hace rato no pasaba a visitarte! un besote amigo!

Mario Albarracín dijo...

Gracias Ceci! Siempre usted es bienvenida por las calles de mis palabras escritas.