viernes, 6 de febrero de 2009

Energía



Comenzamos a remar este año, aunque ya abrí las esclusas de los proyectos en los finales del año pasado y con horizontes muy alentadores.

Termine el año pasado con la gran noticia de haber sido seleccionado para exponer en el Museo más grande y más hermoso de Tucumán en este 2009. Todavía no se la fecha, solo se que voy a “colgar” mis dibujos y liberarlos del claustro purgatorio que mi apartamento les depara.

Estos días de “freno mental”, también llamadas “vacaciones”, puse un poco de orden entre bocetos y dibujos antiguos que termine arrojando a la basura, aunque solo eran ensayos de mi juventud cuando apuntaba mis velas hacia los vientos de la ilusión de la técnica. Duele un poco tirarlos, así que no los rompí, solo los saque a la calle enrollados esperando que algún cartonero con alma de coleccionista los salvara de mi falta de espacio. Efectivamente, cuando llegó el ruidoso camión de la basura, los dibujos ya no estaban… ahora son un misterio más de los muchos que me acechan.

Así como salieron los viejos bocetos por el drenaje de mis intereses mediatos, también ingresaron a mi pequeño universo (físico) un prolijo e inmaculado grupo de bastidores que por decisión familiar reemplazaron a cualquier salida vacacional, convirtiendo la próxima muestra en un “Objetivo Primario Absoluto”. Claro que no soy un pintor de horarios y sistemas como para alinear estas telas en la cinta transportadora de mis ideas y comenzar a producir obras por que si. Me presiona un poco la idea de una inversión tan grande de nuestros ahorros y miro los bastidores como si fueran unos “moáis” que me observan mientras los planetas de mi inspiración comienzan a alinearse.

Cuando la tormenta comienza a formarse

Mi forma de atacar la tela es una mezcla de sutiles pero irrevocables emociones… sensaciones y recuerdos que arrastro desde niño, y que sumado a mis alegrías, tristezas, esperanzas y sueños actuales, forman una energía interna muy parecida a la formación de las tormentas de este Norte Argentino, un viento con aroma a tierra mojada que llega muy anticipadamente al aguacero, anunciando la inminente y húmeda caricia de Dios.

Aun no puedo entender a los artistas que pintan sistemáticamente a diario, yo particularmente no puedo sentarme frente a la tela y pintar por pintar, creo que necesito de esa tormenta dentro mio, ese rayo que conecte mi cielo con mi tierra.

5 comentarios:

Un Alumno Diferente dijo...

Que bueno que volviste, ya estaba odiando a los lobos (Por tu entrada anterior que duro más Nazarena velez en todos los medios por posible e inposibles tambien)Mire este Blog todos los días, como siempre lo hice desde que te descubri en los comentarios del Blog de La Vida Es Arte.
Ya me vas a ver en tu provincia revolviendo la basura provincial para encontrar los dibujos, Jjaja, ¡¡VOY A SER RICO!! Jjajaj.
Yo tampoco puedo sentarme a pintar, necesito una buena propuesta propia para hacerlo, si no me atrae no dibujo y/o pinto nada.
Desde Diciembre hasta Marzo supongo estoy y voy a estar pintando 6 o 9 cuadros, mientras arreglo un poco mi galeria virtual.
Buena vuelta, buen año y buen proyecto, te felicito.

Salu2.

Mi MADRE es mi PATRIA y mi NOVIA es mi BANDERA.

Ivy dijo...

por fin publicás!!!

(no es q quiera presionarte, jaja)

me gustó mucho este post, te felicito por tu muestra!!!

Mario Albarracín dijo...

...Volví...

Gracias por las visitas y ya pronto estare contando más de la muestra.

Saludos!

Psicologa con problemas dijo...

felicidades por la prox exposicion. No decis donde, cual sera el muso mas garnde de tucuman? Virala, Timoteo? MUNT? avisa!

Pintar todos los dias , ni idea como sera, pero debe ser como trabajar todos los dias, hay dias qeu esTAS MAS PILAS Y TENES MEJOR ESCUCHA Y SENTIS QUE LOS PACIENTES LO AGARDECEN Y DIAS QEU NO. Pero no puedo decir HOY NO TRABAJO.

Un abrazo. TucuMALAo

Mario Albarracín dijo...

Así es Tucumala... con el trabajo no se puede pisar el freno.

Por eso no vivo del Arte, sino me convertiría en artesano con horarios. Por ahora el Arte me pone los horarios a mi y yo sólo respondo "placenteramente".