viernes, 29 de agosto de 2008

¿Cuando la próxima muestra?

Percepción y realidad del caldo cultural tucumano




Todo el mundo me pregunta cuando montare una nueva muestra, a lo que yo respondo...¡Pronto! a fin de año o el próximo.

Pero lejos esta la realidad de mis ansias de mostrar muchas nuevas obras que voy terminando en los sitios baldíos de tiempo que me dejan mis obligaciones y deberes.

Existen muchos factores que forman los muros invisibles del laberinto que un artista tucumano "autogestionado" recorre para "mostrarse". Intentare contarlos a mi manera.

La tierra para la siembra

Aunque Tucumán es conocido como “El Jardín de la República”, en el arte esta tierra esta abonada por un alto contenido de organizaciones que agrupan a artistas en forma de movimientos artísticos o grupos académicos, algo así como un Pool de siembra que ocupa las parcelas más productivas en cuanto a las salas y los espacios de prensa.

Los artistas autodidactas autogestionados, como yo, vendríamos a ser los pequeños productores que cultivan con el mismo cariño a la tierra pero sin conexión al mercado central y por supuesto con menos atención de los aviones fumigadores de prensa especializada, algo así como esos puestitos de frutas al costado de la ruta cuando vas de viaje y los descubres casi accidentalmente, un revelador evento del destino.



Claro que esta manera “romántica” de hacer conocer mis obras me gusta mucho y los “descubridores” que han pasado por la ruta donde se encuentra mi puestito me dan mucha fuerza para seguir con el cultivo: Amigos, niños, estudiantes, mi directora de la primaria, coleccionistas, músicos, bailarines, fotógrafos, Rocambole… de todo un poco. Me gusta el resultado, la cosecha es buena.

Los que nunca fueron a mi primera muestra (sin resentimientos), fueron los entendidos del arte, artistas, periodistas especializados, directivos del Ente Cultural… y eso que todos fueron invitados formal y respetuosamente, pongo en blanco esta “indiferencia académica” solamente para decir: ¡No saben lo que se perdieron! (lo quería decir, ja!).

Vendí obras, conocí gente, sigo conociendo gente, mis obras gustan a mucha gente que las descubre, sin invitación, sin discurso, “sin conceptos”, entonces el fruto del esfuerzo es bueno y la forma de llegar también.



Conclusiones y otras yerbas

En fin, para organizar una muestra se necesita mucha inversión y molestar mucho a los amigos, desde la camioneta para transporte de Carlitos, las herramientas y mano de obra del Negro López y sus cálculos matemáticos para distribuir los cuadros equidistantes, la impresión de catálogos de calidad como siempre lo hice, invitaciones, pagadas con auspicios amigables que me da mucha vergüenza solicitar a los amigos que siempre están y el “Vía Crucis Burocrático” de solicitar apoyo oficial, algo por lo que intentare evitar en el futuro.

Por ahora, sigo dibujando mientras los planetas se van alineando para poder mostrar en algún momento. Disfruto mucho del Arte, de mis dibujos, de mis impulsos creativos y seguro que llegará el momento de compartirlo, como debe ser.



"Arte Compartido" Mini Muestra en la Escuela Samiento
La gente podía escribir sobre un dibujo mio, un exito.

2 comentarios:

Vale Becker dijo...

Entonces sigo esperando un tiempito más :)

Grace® dijo...

Entro por primera vez a tu blog y realmente me sorprendí porque no esperaba encontrarme con un dibujante autodidacta. Se nota en tu escrito una vocación verdadera y un entusiasmo que a todas luces hace parecer contagioso.
Me gustaron mucho los dibujos, y el amor a tu provincia que se involucra en las pinturas.
Mis felicitaciones y nos estaremos leyendo!