viernes, 16 de mayo de 2008

Palomas Tucumanas "Air Rat Tucson"



Todas las mañanas paso por la catedral de Tucumán, en el momento justo cuando el sol prepara sus primeras flechas de luz para comenzar a tostarnos despacito como buenos norteños y subtropicales que somos. Entre todas las imágenes que rodean mi temprana caminata puedo observar desde señoras que van a rezar su rosario, acelerados pilotos enojados con el semáforo, tipos de traje y trajes de todo tipo. Pero lo que más me llama la atención son las palomas de la catedral, verdaderas dueñas de este enorme pucará religioso, inalcanzables, divertidas y alborotadas por la salida del sol.

Me pongo a pensar en la suerte que tienen comparadas con los perros callejeros y su realidad de anarquistas salvajes. Para empezar ellas tienen alas, y por ahora no se les ha dado por picotear motociclistas, lo que las mantiene lejos de las contravenciones policiales. Por ahora.

En muchos paises son consideradas "Ratas del aire" ya que sus desechos destruyen hasta la piedra, deterioran las construcciones y arruinan el paisaje.

Teniendo en cuenta que muy pronto se llevará a cabo en nuestra ciudad la Cumbre de los Paises del Mercosur y el gobierno ya empezo a tirar la tierrita debajo de la alfombra para embellecer la capital, no me sorprendería que decidan hacerle la guerra a las palomas y pronto veamos Municipales disfrazados de Guerreros Aguila combatiendo la peste aérea... en Tucumán, todo puede pasar.



Viendo las fotos de un amigo que viajó a Europa (mientras lo envídio), puedo ver que en las hermosas contrucciones de Londres no hay estas "Maras Emplumadas" que abundan en mi Tucumán querido. Primero imagino que las palomas inglesas son aburridas como el Principe Carlos, no sus hijos que se asemejan más a unos halcones, y no logro encontrar explicación. Pero en mi afán detectivesco, hago uso de uno de los milagros modernos: El Photoshop. Usando el zoom logro detectar el "britanic modus operandi" para mandar a pasear al campo cualquier bicho volador que intente posar sus patas en la bella arquitectura londinense.


(Foto: Gustavo Grupalli)

Agujas, si agujas! Miles de punteagudos dispositivos alineados en cornisas, farolas e iglesias, para evitar las descargas gastroinstestinales de las pobres palomas. Queda claro que a los ingleses es muy dificil cagarlos a no ser que te llames DIEGO.



Pensar que la paloma fue un simbolo de la paz, le alcanzó la ramita a NOE, le da de comer a los magos, hasta es la imagen del Espiritu Santo en la iconografía católica, en fin, a volar mis amigos cada uno en su palomar como pueda y donde le alcance, por ahora les dejo un poco de música si les interesa tomar clases de vuelo.


Pink Floyd - Learning to Fly

2 comentarios:

Un Alumno Diferente dijo...

La foto de la catedral es excelente.
La mano de maradona es una verguenza.

Salu2.

Mi MADRE es mi PATRIA y mi NOVIA es mi BANDERA.

Vale Becker dijo...

Quiero ser una paloma. Pero en un lugar donde no me pinchen ni tenga descargas... Voy a posarme sobre la catedral y alterarme con los primeros rayos de sol. Y quizás sienta frío esperándolos, pero sé que están saliendo, que van a salir y que me van a empezar a dar calorcito. :)

Habías visto esto?: http://valebecker90.blogspot.com/2008/05/incompatibilidad-de-universos_15.html