miércoles, 9 de enero de 2008

Mi abuelo Pancho



Hombrecito de campo, de sombrero y poncho al hombro. Un caballero en medio de los surcos de caña, gran persona y buen bebedor.

Tal como a mi abuelo, a esta obra digital no le gusta mucho la gran ciudad. Es un cuadro de 120x80cm y el día que lo estabamos enviando a Buenos Aires para una muestra, le calleron encima otros cuadros que le destrozaron el vidrio y rallaron toda la lámina impresa. Más allá del dolor de ver una obra destruída, lo tomamos como una señal de que: "A Don Panchito no le gustaba viajar a Buenos Aires".

Hoy sigue en mi pequeño taller, acompañandome mientras dibujo.

No hay comentarios: