jueves, 11 de octubre de 2007

Figura entre líneas (El cuadro de Hugo)


Comenzar a vender las obras es un momento para el que no estaba preparado, se siente extraño separarse de un dibujo, de una parte de uno, de todas esas líneas y trazos nacidos del corazón mismo.
Lo bueno de todo es que la obra ahora pertenece a un gran amigo, y eso es muy valioso, sobre todo esta obra que mantiene la energía del primer trazo, "es boceto y original al mismo tiempo" es un dibujo que se hace de principio a fin sin parar... no existe el retoque o la segunda mano, es puro... es único.
El cuadro es de mi amigo Hugo (o sea que sigue siendo mio).

1 comentario:

carlos dijo...

Hermano querido,poder disfrutar tus obras es para mi un placer.La generosidad de tu talento en tus obras se refleja lleno de colores y de vida transmite a quien se hacerca,torbellinos de sensaciones que te remontan a lugares muy vividos con el corazon a flor de piel.
Abrazos